Asertividad y autorespeto

La asertividad contempla dos componentes independientes: auto y hetero asertividad, considerando el grado de respeto a uno mismo con sus peculiaridades y el grado de respeto a los demás, respectivamente. Se considera que tienen actitudes asertivas quienes se respetan tanto a sí mismos como a los demás. Por el contrario, las personas que no mantienen actitudes asertivas expresan falta de respeto tanto a sí mismos como a los otros. En todos los casos, las dificultades en la auto y hetero asetividad constituyen predisposiciones cognitivas o actitudes cuya combinación puede ser perjudicial. En psicoterapia al trabajar la asertividad se evidencian cambios en: (a) un incremento del grado en el que la persona se concede a sí mismo los derechos básicos de autoafirmación de su propia identidad (cambiar de opinión, elogiar y recibir elogios, no entender algo, hacer y rechazar peticiones, aceptar y rechazar críticas...); (b) un aumento de conductas dirigidas a aumentar el bienestar y satisfacción personal en diversas situaciones de interacción afectiva y social , esto es, mayor tendencia a expresarse de forma directa, pero no coercitiva, en situaciones tales como dar o recibir felicitaciones, pedir favores, iniciar y mantener conversaciones, rehusar peticiones, manifestar sentimientos positivos y negativos, etc.; (c) incremento de cantidad de estrategias de resolución de conflictos en situaciones sociales y laborales o educativas tales como: participación activa en equipos de trabajo, entrar en un grupo de iguales, decir no, afrontar el rechazo, responder a una agresión... ; y (d) potenciar conductas de liderazgo asociadas a la iniciativa, confianza en uno mismo y espíritu de servicio, así como una disminución de las conductas de ansiedad-retraimiento-rabia en las interacciones sociales. #trastornosdeansiedad #timidez #asertividad #saludmental