Dependencia emocional y relaciones tóxicas

Al analizar desde la clínica las personalidades codependientes y la dificultad para desvincularse o terminar las relaciones abusivas o tóxicas se observa que de manera frecuente q el perfil de las personas afectadas por el trastorno de codependencia Emocional se caracteriza por la existencia de emociones desadaptativas ocasionadas por una necesidad excesiva de la aprobación de los demás, gusto por las relaciones adhesivas y demanda de disponibilidad continua de la presencia de la otra persona. Con frecuencia además estos pacientes presentan euforia excesiva (cuando idealizan al otro) y expectativas irreales sobre las relaciones de pareja, además de sometimiento o subordinación a la pareja (llegando a soportar desprecios y humillaciones), relacionado con el miedo a perder la relación. Son pacientes con miedo a la soledad, baja tolerancia a la frustración y al aburrimiento, así como un vacío emocional. Todos suelen destacar por la baja autoestima y el autoconcepto negativo hacia ellos mismos, no ajustado a la realidad. Como síntomas psicopatoógicos destacan: elevada puntuación en las escalas obsesión-compulsión, sensibilidad interpersonal, depresión, ansiedad, hostilidad e ideación paranoide. Sin duda, la alta sensibilidad interpersonal e ideación paranoides en terapia suelen estar relacionadas con la baja autovaloración. La codependencia emocional es un síntoma muy dañino para las relaciones de pareja, porque cuando la felicidad de uno mismo depende de otras personas, uno deja de ser quién realmente es y no es capaz de expresar su verdadero yo.