Prácticas de crianza y su relación con problemas de conducta

Las prácticas de crianza se relacionan directamente con los problemas de conducta de los hijos; como prácticas de crianza inadecuadas se entienden: afecto negativo, control autoritario y énfasis en el logro; en todos estos casos los hijos tienen mayor probabilidad de presentar problemas, concretamente: agresión, problemas de atención y de comportamiento, ansiedad/depresión, inseguridad y timidez . La prevención de factores de riesgo es responsabilidad de los padres y los distintos profesionales para lograr un mejor desarrollo de competencias parentales. Diferentes prácticas de crianza orientan propuestas de prevención en pro de brindar una orientación mediante pautas que permitan prevenir psicopatologías con el fin de generar factores protectores asertivos y competentes. En este contexto surge el concepto de Disciplina Positiva, la cual se basa en la idea de que los niños(as) nacen sin saber lo que esperamos de ellos, pues aprenden instintivamente. Sobre este modelo son tres los elementos básicos: el ejemplo parental, la calidez y la estructura. No sacamos nada con dictar cátedra si no somos referentes adecuados, pero qué significa proporcionar calidez? Dar seguridad emocional, expresar afecto física y verbalmente, ser sensible a las necesidades y tener empatía con sus sentimientos. Igual de necesario es proporcionar como padres Estructura; es decir otorgar directrices claras de comportamiento, con expectativas y razones claramente explicadas y fomento del pensamiento independiente. La estructura ayuda a nuestros hijos(a) a aprender lo que es importante, a comprender sus errores y a hacer lo posible por enmendarlos, le entrega herramientas para resolver problemas cuando no estamos presente, y les muestra cómo arreglar los desacuerdos de manera constructiva, no violenta. La idea de este tipo de crianza es fomentar habilidades que les serán útiles para toda la vida y aumentar la autoconfianza para manejar los desafíos vitales; enseñándoles cortesía, no-violencia, empatía, amor propio, derechos humanos y respeto a los otros. Y sobretodo recordar que nunca olvidarán el camino transitado si fueron guiados de la mano con amor y nuestro ejemplo.