Resolución conflictos en las parejas

Las estrategias de resolución de conflictos representan uno de los factores más importantes relacionados con el ajuste en las parejas. La gestión de conflictos y variables como las críticas, actitud defensiva, menosprecio, indiferencia y falta de respuesta son los predictores más importantes de la disolución de una relación. De todas estas variables, el menosprecio es el factor más predictivo de los quiebres. Otras q se han asociado con un incremento de patrones destructivos son: evitación mutua, interacción negativa mutua y patrón de demanda-retirada (pedida de afecto-retirada o rechazo del otro). Estudios destacan la importancia de las habilidades de comunicación siendo los errores mas comunes: evitación activa y pasiva y falta de voluntad para discutir desacuerdos. En una revisión sobre los factores que influyen en la calidad de parejas, tomando como referencia el “Modelo de Vulnerabilidad-Estrés-Adaptación”: los resultados identificaron tres categorías (a) factores de protección: emociones positivas, afecto y sentimientos, conductas de apoyo, tiempo compartido, expresividad y aceptación del otro. b) factores de riesgo: comportamientos negativos manifiestos, de exigencia o de crítica, de no respuesta o de evitación, y patrones de demanda-retirada y (c) Potenciadores: Creencias realistas hacia el otro y percepción de expectativas cumplidas, conocimiento y comprensión, consenso, percibir igualdad, y atribuciones internas frente a los conflictos (en contraposición a situacionales) Asumiendo todo lo dicho la pareja saludable debe tener disposición a mantener apertura constante a la comunicación, en particular, en momentos de crisis, conocerse y valorarse, mantener o crear detalles que, de antemano, se sabe producen gratificación y respetar compromisos adquiridos. Cada uno de esos elementos, facilitan la creación de #vínculossaludables #proyectosdevida #saludmental #relacionessanasyfelices