Violencia en la pareja

La violencia en la pareja se sustenta sobre una patología del vínculo amoroso. En la euforia del enamoramiento la pareja viene a ocupar el lugar idealizado que ocuparon los padres infantiles. Pero, al mismo tiempo, la necesidad del otro genera una conciencia de mayor vulnerabilidad, de incompletud. Este lazo ambivalente, forma parte de cualquier enamoramiento. Sin embargo,  para bien,  el enamoramiento no puede durar mucho, porque el otro defrauda siempre (desidealización). El descubrimiento puede arrastrar tras de sí al amor(desenamoramiento), o conservar la posibilidad de seguir amando de forma realista. Se trata de unir el amor con el malestar que nos genera que el otro no cumpla con nuestras fantasias infantiles. Esto es pasar de la pareja como UNO, a la pareja como DOS sujetos diferentes, que habrán de quedar insatisfechos.

Esta mezcla de sentimientos ambivalentes no se da igual en sujetos maltratadores,  pues son personas identificadas con valores machistas, la dependencia de la mujer objeto de su amor no puede ser reconocida como propia pues representa una amenaza hacia su masculinidad. El reconocimiento de esa parte dependiente supone para ellos una amenaza a su virilidad.

Para el psicoanálisis el maltratador ha depositado en la mujer, el objeto de simbiosis que no vivió con su madre, de quien no pudo separarse porque no fue efectivamente constituida como sujeto de amor. Este hombre espera inconscientemente que una mujer, calme su angustia y su dolor, y lo sostenga simbióticamente: a la espera de que cuando tenga necesidad la pareja le responderá como un eco, apaciguando su angustia. Como vemos, para bien de algunas mujeres, satisfacer estas expectativas es imposible. Es ahí cuando aparece la violencia. El objeto de amor no responde, y el narcisismo se ve amenazado, la ira aparece como forma de recuperar el si mismo devaluado como respuesta a la frustración. La no presencia del objeto-pareja simbiótico-amado para el agresor conlleva sentimientos de abandono y de pérdida, como lo era la separación de la madre. #violenciamachista #niunamenos #psicoanalisis #justiciaparasilvana