Psicoterapia para adolescentes desde los 12 años

Objetivos de la terapia

Ayudar a los jóvenes a sentirse mejor con ellos mismos y producir cambios que les permitan construirse como personas íntegras en un mundo complejo;  junto con apoyar a los padres que consultan para que se vinculen de mejor forma con sus hijos, son los principales desafíos de la psicoterapia a esta edad.

 Desarrollar herramientas reflexivas que ofrezcan la posibilidad de mirar situaciones imprevistas, amenazantes o dolorosas, en un contexto protegido que ayude a demarcar de manera realista la responsabilidad propia, es la llave para construir una adultez saludable.

¿Cómo ayuda la psicoterapia?


Se favorece el convertir las crisis, en mecanismos de cambio progresivo como oportunidad de crecimiento emocional para la formación de una identidad estable.

Fortalecer sus recursos para responder adecuadamente a las experiencias desafiantes actuales y futuras permite el desarrollo de vínculos afectivos sólidos. 

Confidencialidad: Lo que se dice en las sesiones se mantiene en reserva entre paciente y psicoterapeuta. La única excepción surge si la psicóloga clínica piensa que el/la paciente está en riesgo de dañarse (a sí mismo/a u a otra persona). En tal situación, habrá previamente una conversación entre la psicoterapeuta y el/la joven sobre quién en la familia podría necesitar saber lo que le está sucediendo para ayudar a mantener su seguridad personal o la de otros.

Nuevas foTos Baner paisajes cambiar por manos y otras _Easy-Resize.com
1ba4b2eb-6390-4634-818e-4b9ef293476f

¿Quieres saber más?

 Desarrollar herramientas reflexivas que ofrezcan la posibilidad de mirar situaciones imprevistas, amenazantes o dolorosas, es la llave para construir una adultez saludable.

Se favorece el convertir las crisis, en oportunidades de crecimiento emocional para la formación de una identidad estable.

Desarrollar los recursos emocionales necesarios para responder adecuadamente a las experiencias desafiantes actuales y futuras permite el desarrollo de vínculos afectivos sólidos.